Jueves, 23 de Noviembre del 2017,
Kultiba

Conclusiones de la 2ª jornada CULTUMETRÍA en 373 palabras.

La cultura viaja conmigo de  Gaudencio Garcinuño

Re-descubrimos que cuando hablamos de cultura estamos hablando de un concepto multidimensional que va desde las actividades cotidianas de las personas ligadas a su desarrollo, actuaciones de contenido artístico, impactos estéticos hasta la configuración de políticas culturales.

En este contexto, los instrumentos y herramientas de medición de la cultura deben de ajustarse y responder con eficacia a cada una de esas diferentes realidades. Ser creativos a la hora de establecer indicadores que sirvan para medir las diferentes dimensiones y a la vez sean tan claros en su mensaje como lo es el euro cuando hablamos de economía o de impacto económico. Debemos incorporar indicadores normalizados y que sean parametrizables por las diferentes entidades y organizaciones que trabajan en el ámbito estadístico. A la vez, asumiendo que medir conforma, tenemos que ser conscientes de los riesgos que puede tener el hacerlo; de esto se habló largo y tendido durante la primera jornada.

Todo es medible, sin embargo hay que sumar relatos a los datos para que la medición no desvirtúe aquello que pretende dignificar. Porque medir no es contar, medir es tener en cuenta. Tener en cuenta el impacto pero también lo que supone ese impacto, lo íntimo y personal. En definitiva, lo que supone lo concreto, lo pequeño, lo local en un contexto complejo como la sociedad actual.

El objetivo de la cultumetría es poder medir el impacto social de la cultura, más allá de la medición económica que pueda ir dirigida a justificar cualquier tipo de actuación. Toda esta estructura que queremos construir para que la cultura figure en las grandes agendas debe ser diseñada desde la integración de las diferentes visiones y prácticas –la participación como elemento de transformación-, teniendo claro en cada caso el porqué y para qué de la medición, para poder conocer más, para poder tomar decisiones, para poder construir políticas que nos ayuden a ser más críticos, más abiertos, más libres y mejores personas.

Lo importante, de cualquier manera, no es lo que nosotros podamos trasladar en un documento de conclusiones. Lo verdaderamente importante es lo que la segunda jornada de cultumetría pudo mover en el interior de cada una de las personas que allí estuvimos. Y lo mejor de todo, el trabajo que tenemos por delante.

La imagen es de Gaudencio Garcinuño en https://flic.kr/p/8SKixR bajo licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0)

¡Kultiba a tus amigxs! Share on LinkedIn24Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Sobre el autor

aitzol batiz

enREDando... ;-)

2 Comentarios

  1. muro ekhum 2015/05/12 at 17:31

    ..nos quedamos con las acertadas conclusiones de cultumetría..
    “la participación como elemento de transformación” es una de ellas.

    enhorabuena por la iniciativa.

    saludos del muro ekhum
    http://t.co/yeRnwqZo8x

  2. Brigitte Sauvage 2015/05/17 at 12:03

    Un libro recomendable: “La utilidad de lo inútil” de Nuccio Ordine, editorial Acantilado.

Deja una respuesta

Click here to cancel reply.